domingo, 29 de noviembre de 2015

Introducción a la bolsa

By

Bolsa de Valores



La bolsa o mercado de valores es una de las instituciones del sistema financiero que gestiona un mercado organizado de valores donde se realizan negociaciones de compraventa de acciones de sociedades anónimas, bienes privados y públicos, certificados, títulos de participación y una inmensa variedad de instrumentos de inversión .

Invertir en la bolsa de valores puede ser otra alternativa a ganar dinero asumiendo unos riesgo mínimos si tenemos en cuenta ciertos patrones.

Las características fundamentales de este mercado son:


- Es un mercado público donde se negocian títulos y valores.

- Sólo se contratan los títulos de aquellas entidades que han sido admitidas a cotización.

- Las transacciones se aseguran jurídica y económicamente.

La bolsa tienen como misión básica la organización y supervisión del funcionamiento del mercado bajo la regulación de la Ley de Mercado de Valores (LMV), con el objetivo de que se cumplan tres requisitos fundamentales:

- Seguridad de las operaciones.

- Transparencia: toda la información que se produce en el mercado se pública y se difunde públicamente.

Liquidez: el inversor puede recuperar su inversión cuando lo necesite.

Un poco de historia

El origen de la bolsa como institución se da a finales del siglo XV en las ferias medievales de la Europa Occidental. En estas ferias se empezó la práctica de las transacciones de valores mobiliarios y títulos.

El término "bolsa" apareció en Brujas, concretamente a la familia de banqueros Van der Bursa, en el palacio de la cual se organizó un mercado de títulos-valores.

En 1460 se creó la Bolsa de Amberes, que fue la primera institución bursátil en un sentido moderno.

Posteriorment se creó crear la Bolsa de Londres el 1570, el 1595 la de Lión, el 1974 la de París, el 1792 la de Nueva York i  fueron apareciendo las diferentes bolsas en las principales ciudades del mundo.

Tras el auge de las sociedades anónimas se consolidaron las Bolsas de Valores.
En España, la primera Bolsa reconocida oficialmente fue la de Madrid en 1831. La de Barcelona nació en 1915, la de Bilbao en 1881, y la de Valencia en 1981.

Actualmente existen estas instituciones en la casi totalidad de los países, salvo algunos muy pequeños y otros de régimen comunista como Cuba y Corea del Norte.
Bolsa de Nueva York
Hasta ahora, la más importante del mundo es la Bolsa de Nueva York. También destacan la de Tokio, Londres, Frankfurt, París, Hong-kong, Zurich, Milán y Bruselas.
En el mundo existen dos tendencias en cuanto a las relaciones que mantienen las diferentes Bolsas dentro de un mismo país.
Por un lado existen los países que han interconectado todas sus Bolsas integrándolas en un solo mercado de ámbito nacional. Este es el caso de Estados Unidos, de Japón, de Australia, de Suiza y de Canadá, por ejemplo. En Italia, existe la misma tendencia ya que disponemos de  diez bolsas con un sistema integrado de negociación a través del intercambio de información en tiempo real y una red de comunicaciones que permite el cruce de operaciones entre agentes de diferentes plazas.

Por otra parte, hay otros países donde se ha implantado una bolsa única que ha eliminado prácticamente todas las restantes, como es el caso de Francia. En este país, la mayor parte de valores sólo pueden negociarse en la Bolsa de París.

En Europa, algunas de las principales bolsas se han unido y han formado un mercado denominado Euronext NV que agrupa en una sola empresa en las bolsas de París, Ámsterdam, Luxemburgo, Bruselas, Lisboa y Oporto.

Uno de los objetivos que persigue la Unión Europea es agrupar todas sus bolsas en sólo una institución.
Las ventajas de estas uniones son muy positivos, ya que dado que aumenta la oferta y demanda de mercados, se consigue una mayor liquidez que beneficia tanto a entidades emisoras de valores como los inversores. Estos últimos pueden escoger entre una mayor oferta de títulos sin tener que ir a otros mercados financieros.
La internacionalización de las Economías, el desarrollo tecnológico y de las telecomunicaciones y la liberalización de los movimientos de capitales han producido el fenómeno de la globalización de los mercados de valores.
Actualmente las bolsas de valores juegan un papel clave en la economía de los países. Estas fomentan el ahorro y la inversión a largo plazo, dando fuerza al mercado de capitales e impulsando el desarrollo ecónomico.

Objetivos de la Bolsa

Los objetivos principales de la Bolsa son:


Facilitzar el intercambio de fondos entre las entidades a las que hay una financiación y los inversores. (Este invercambio se hace en el mercado primario).
Proporcionar liquidez a los inversores en la Bolsa. El inversor podría recuperar su inversión cuando lo necesite si va a bolsa para vender los títulos que había comprado previamente.
Fijación del precio de los títulos a través de la ley de la oferta y la demanda.
Dar seguridad a los intervencionistas a través del control de las empresas que cotizan en la bolsa.
Publicar los precios y las cantidades negociadas para poder informar a los inversores y entidades interesadas.
Además, la bolsa está haciendo un papel importante como barómetro de la economía, ya que se utiliza como indicador de la evolución que está siguiendo la economía las oscilaciones del mercado bursátil.

Función económica de la Bolsa


Las bolsas de valores tienen un papel importante en la economía y se habla de una correlación positiva entre la evolución bursátil y la económica.
Como consecuencia, se ha llegado a contemplar la Bolsa como un tipo de barómetro económico. Y esto se debe a que la coyuntura económica es uno de los factores más relevantes en la formación de los precios bursátiles, ya que incide en la marcha y en las estrategias de las empresas que cotizan en Bolsa.

Bolsa de valores
La función económica de la bolsa se basa en la reunión de vendedores y compradores, dándoles la información pertinente sobre la evolución de la oferta y la demanda, asegurando además la corrección de las transacciones.

Estas instituciones, al canalizar el ahorro a la inversión, intermedian y contactan a las empresas y entidades del estado que necesitan recursos de inversión con los ahorradores. Dan liquidez a la inversión, por lo que los poseedores de títulos pueden convertir en dinero las acciones u otros valores con bastante facilidad.

Por otra parte, las bolsas de valores dependen de los riesgos de los ciclos económicos y sufren los efectos de factores técnicos, sociales y políticos que pueden aumentar o reducir los precios de las acciones y títulos  a niveles que se diferencian bastante de  la realidad y causan efectos  perjudiciales para el crecimiento económico o por la sociedad.
En la práctica, la Bolsa se mueve por expectativas más que por realidades, por lo que la evolución bursátil se avanzaría en la económica. De este modo, la expansión económica iría precedida por un alza bursátil y, tras un periodo de adaptación, los dos ciclos marcha por el mismo camino. Y viceversa en una recesión.


0 comentarios:

Publicar un comentario